Importancia de la Medición de Temperatura Durante el Transporte de Medicamentos

logo MTC blanco

Importancia de la Medición de Temperatura Durante el Transporte de Medicamentos

Hoy en día, en una industria tan controlada como la farmacéutica, es muy importante tomar todas las previsiones para mantener las temperaturas establecidas para cada medicamento; el transporte se convierte en un reto y en un punto crítico del departamento de calidad.

Una gran cantidad de medicamentos debe ser transportada a diario con distintos destinos tanto nacionales como internacionales, y durante todo este proceso, que puede llevar semanas, se debe garantizar que la temperatura siempre se ha mantenido bajo condiciones de temperatura aceptables.

Bajo estas directrices, en la industria se comenta mucho de la «cadena de frío» y en como mantenerla en todo el proceso, por lo que inicialmente debemos entender este concepto.

Opciones de Monitoreo

Una amplia variedad de tecnología de monitoreo está disponible. Por ejemplo, los indicadores que cambian de color a temperaturas demasiado calientes o demasiado frías son una solución económica para artículos que necesitan información simple de tipo Pasa/No Pasa. Los data loggers de temperatura que proporcionan más detalles, como la duración y el alcance de las variaciones de temperatura, son una buena solución para productos con más matices, donde la temperatura es más crítica o existe alto riesgo de una excursión. Debido a que los data loggers registran las temperaturas a intervalos establecidos, los transportistas también obtienen información sobre si se abrió un paquete, por ejemplo, durante el despacho de aduana, y cuándo y dónde se produjeron las excursiones de temperatura.

Esa información es importante para envíos específicos, pero también ayuda a proporcionar visibilidad en toda la cadena de frío. Por ejemplo, al monitorear rutinariamente los envíos, los cargadores pueden desarrollar un perfil de excursiones de temperatura correlacionadas con métricas como la época del año, el tipo de embalaje, transportista, ruta y destino. Con esos datos, los gerentes de la cadena de suministro pueden hacer ajustes para minimizar las variaciones de temperatura.

Este nivel de detalle y monitoreo de la cadena de frío es parte de un sistema integral de gestión de calidad que, cada vez más, forma parte de las mejores prácticas para envíos a temperaturas controladas. Simplemente empacar un producto en hielo o geles y ponerlo en un avión o cargarlo en un reefer ya no es suficiente.

Los productos, cada vez más sensibles, requieren monitoreo de temperatura para demostrar a los receptores, reguladores, aseguradores y abogados si fueron transportados en la temperatura adecuada; controlar las temperaturas durante el envío es un buen sentido comercial así como de calidad.

Las empresas hacen todo lo posible para garantizar que sus productos lleguen en su estado óptimo. Si sus productos no lo hacen, la compañía necesita saber el motivo. Los data loggers de temperatura pueden ayudar a proporcionar esas respuestas.

Fuente: Akribis

También te puede interesar