Refrigeración y conservación de medicamentos

logo MTC blanco

Refrigeración y conservación de medicamentos

¿Cuáles son las condiciones óptimas para la refrigeración y conservación de medicamentos?

Los medicamentos deberán estar almacenados en un área seca, protegidos del calor y de la luz, según las indicaciones expresadas en el envase, donde podremos encontrarnos con tres rangos diferenciados de temperatura:

  • Temperatura ambiente controlada: entre 20 y 25 °C, si bien este margen podría ampliarse temporalmente con relativa seguridad hasta los 30 °C. Se podrían llegar a admitir picos transitorios de hasta 40 °C siempre que no ocurran por un periodo superior a 24 horas.
  • Temperatura de refrigeración controlada: entre 2 y 8 °C, aunque este margen podría ampliarse temporalmente con relativa seguridad hasta los 15 °C, pudiendo admitirse picos transitorios de hasta 25 °C siempre que no ocurran por un periodo superior a 24 horas. Los medicamentos que requieran refrigeración controlada deberán ser alojados en la bandeja central del refrigerador. No se deben alojar en la puerta o parte superior de este ya que la temperatura en este lugar podría ser más alta.
  • Temperatura de congelación: entre -25 y -15 °C habitualmente, aunque ciertos medicamentos podrían requerir temperaturas aún más bajas.

¿Qué tipo de equipo de refrigeración necesitaremos para conservar los medicamentos?

En función del rango de temperatura que necesitemos mantener para conservar los medicamentos adecuadamente, también necesitaremos tres tipologías de equipos de refrigeración en función de la temperatura:

  • Ambiente controlada: Habitualmente este tipo de medicamentos se conservan a temperatura ambiente en un lugar fresco y seco, sin necesidad de ningún tipo de equipo de refrigeración, o en algunos casos, puede que sea necesaria la instalación de equipos de climatización.
  • Refrigeración controlada: Para alcanzar y garantizar este rango de temperatura, será necesaria la instalación de equipos de refrigeración a media temperatura, que han sido diseñados expresamente para mantener temperaturas comprendidas entre los -5 y +10 °C.
  • Congelación: Será necesaria la instalación de equipos de refrigeración a baja temperatura, que están diseñados expresamente para mantener temperaturas comprendidas entre los -25 y -15 °

Fuente: intarcon.com

También te puede interesar