HIELO SECO: QUÉ ES Y PARA QUÉ SE UTILIZA

logo MTC blanco

HIELO SECO: QUÉ ES Y PARA QUÉ SE UTILIZA

El hielo seco o también llamado nieve carbónica, es dióxido de carbono (CO2) en estado sólido que a presión atmosférica se encuentra a una temperatura de -78.5ºC. Recibe este nombre porque, pese a parecerse al hielo normal o a la nieve por su aspecto y temperatura, cuando se sublima (pasa de sólido a gas sin pasar por estado líquido) no deja residuo de humedad, porque su base no es agua y su estado natural es gaseoso incluso a temperaturas ambientales bajas.

PRINCIPALES CARACTERÍSTICAS DEL HIELO SECO

  • Sublima sin generar líquidos. No produce ningún tipo de residuos y no mancha.
  • Alta capacidad de enfriamiento/congelación. Temperatura -78.5 º C
  • Es estéril, incoloro e inodoro.
  • Agente bacteriostático y fungistático: se ralentiza el desarrollo de bacterias, mohos y levaduras.
  • Es 270% más frío que el hielo tradicional, el producido por agua.

El hielo seco se presenta, principalmente, en tres formatos: escamas, pellets y bloques.

APLICACIONES DEL HIELO SECO

  • Transporte de muestras congeladas
  • Conservación de alimentos perecederos
  • Transporte de alimentos congelados tales como helados, medicinas, conservación de reactivos, etc.
  • También se ha extendido mucho su uso en restauración y alta cocina de vanguardia. Para la elaboración de granizados, helados y sorbetes, como refrigerante, para darle mayor espectacularidad del servicio junto con bebidas calientes, como potenciador aromático de los líquidos con los que se sublime, etc.
  • En espectáculos o fiestas para liberar a ras de suelo un vapor blanco haciendo el efecto humo.
  • Limpieza criogénica, ideal para la limpieza de productos sensibles a la humedad como aparatos eléctricos, cuadros térmicos.

Fuente: Iberomed.es

También te puede interesar